compensating iva in model 303

Optimiza tus tributos: aprende a compensar el IVA en el modelo 303

El IVA es uno de los impuestos más importantes en el ámbito fiscal. Muchas empresas se enfrentan al reto de cómo compensar correctamente el IVA en el modelo 303, para evitar errores y optimizar sus tributos.

Te explicaremos los conceptos fundamentales relacionados con la compensación del IVA en el modelo 303. Veremos cómo funciona este mecanismo de compensación, cuáles son los requisitos y condiciones necesarios, y qué pasos debes seguir para realizar la compensación de forma adecuada.

Conocer y entender cómo compensar el IVA en el modelo 303 te permitirá ahorrar tiempo y dinero, evitando posibles errores y sanciones. Aprenderás a aplicar correctamente las reglas y normativas vigentes, para garantizar la precisión en tus declaraciones tributarias y aprovechar al máximo los beneficios fiscales que este mecanismo de compensación te ofrece.

Qué es el IVA y cómo se aplica en el modelo 303

El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un impuesto indirecto que grava el consumo de bienes y servicios en España. Es un impuesto que se aplica en todas las fases de producción y distribución, desde la materia prima hasta el consumidor final. Su principal característica es que se traslada de forma acumulativa a lo largo de toda la cadena de producción y distribución, siendo finalmente soportado por el consumidor final.

El modelo 303 es la declaración trimestral que deben presentar los autónomos y empresas para liquidar el IVA. En este modelo se reflejan todas las operaciones realizadas durante el trimestre, tanto las ventas (IVA repercutido) como las compras (IVA soportado). La diferencia entre el IVA repercutido y el IVA soportado determina si se debe ingresar o se tiene derecho a una devolución por parte de la Administración Tributaria.

El objetivo principal del modelo 303 es que el contribuyente informe a la Agencia Tributaria sobre las operaciones realizadas y liquide el IVA correspondiente. Además, permite a la Administración controlar y verificar que el contribuyente está cumpliendo con sus obligaciones fiscales.

Beneficios de compensar el IVA en el modelo 303

Compensar el IVA en el modelo 303 puede proporcionar varios beneficios tanto para autónomos como para empresas:

  • Ahorro económico: Al compensar el IVA, se puede reducir la cantidad a ingresar o aumentar el monto a devolver por parte de la Administración. Esto puede suponer un ahorro significativo para el contribuyente.
  • Optimización de recursos: Al conocer el IVA a compensar, el contribuyente puede gestionar de manera más eficiente sus recursos financieros, planificando los pagos y las devoluciones de impuestos.
  • Evitar errores en la liquidación: Compensar correctamente el IVA en el modelo 303 reduce el riesgo de cometer errores en la declaración y evitar posibles sanciones o requerimientos de la Administración.

Es importante tener en cuenta que la compensación del IVA en el modelo 303 está sujeta a ciertos límites y condiciones establecidos por la normativa fiscal. Por ejemplo, no se pueden compensar los saldos negativos de IVA en el mismo trimestre en el que se originan, sino que se deben compensar en trimestres posteriores. También existen limitaciones para la compensación en determinadas operaciones o regímenes especiales.

Cómo compensar el IVA en el modelo 303

Para compensar el IVA en el modelo 303, es necesario seguir los siguientes pasos:

  1. Calcular el IVA repercutido y el IVA soportado de las operaciones realizadas durante el trimestre.
  2. Restar el IVA soportado del IVA repercutido para obtener el saldo a compensar.
  3. Verificar si el saldo a compensar es positivo o negativo.
  4. Si el saldo es positivo, se puede solicitar la devolución a la Administración Tributaria.
  5. Si el saldo es negativo, se puede compensar en los trimestres siguientes hasta agotar el saldo.
  6. Incluir el saldo a compensar en la casilla correspondiente del modelo 303.

Es recomendable llevar un control riguroso de todas las operaciones realizadas y mantener una correcta contabilidad para facilitar la compensación del IVA en el modelo 303. Además, se recomienda contar con el asesoramiento de un profesional especializado en materia fiscal para garantizar el cumplimiento de la normativa vigente y aprovechar al máximo las ventajas fiscales.

Requisitos para poder compensar el IVA en el modelo 303

Si eres autónomo o empresa y deseas optimizar tus tributos, es importante que conozcas los requisitos necesarios para poder compensar el IVA en el modelo 303. La compensación del IVA es una herramienta que te permite reducir el importe a pagar en tus declaraciones trimestrales, evitando así un desembolso mayor.

Para poder realizar esta compensación, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Actividad empresarial o profesional: Es necesario estar dado de alta en Hacienda como autónomo o tener una actividad empresarial o profesional para poder compensar el IVA en el modelo 303.
  2. IVA repercutido e IVA soportado: Debes haber realizado operaciones en las que hayas repercutido IVA a tus clientes y haber soportado IVA en tus compras o gastos. La compensación se realiza entre el IVA repercutido y el IVA soportado.
  3. Periodo de liquidación trimestral: La compensación del IVA se realiza en el modelo 303, que es la declaración trimestral del IVA. Por lo tanto, es necesario que estés acogido al régimen general o al régimen simplificado, que son los regímenes de liquidación trimestral del IVA.
  4. Plazos de presentación: Debes presentar el modelo 303 en los plazos establecidos por Hacienda. Para la mayoría de los autónomos y empresas, el plazo de presentación es hasta el día 20 del mes siguiente al trimestre que se liquida.

Es importante tener en cuenta que no todos los autónomos y empresas pueden compensar el IVA en el modelo 303. Algunos regímenes especiales, como el régimen de recargo de equivalencia, no permiten esta compensación. Por lo tanto, es recomendable que consultes con un asesor fiscal para determinar si cumples los requisitos y si te conviene optar por esta opción.

La compensación del IVA en el modelo 303 puede suponer un ahorro significativo en el pago de impuestos. Veamos un ejemplo para ilustrar sus beneficios:

Supongamos que eres autónomo y en el primer trimestre del año has repercutido un total de 1.000 euros de IVA a tus clientes. Por otro lado, has soportado un total de 800 euros de IVA en tus compras y gastos. En este caso, podrías compensar el IVA repercutido (1.000 euros) con el IVA soportado (800 euros), y solo tendrías que ingresar en Hacienda la diferencia, es decir, 200 euros. Esto supondría un ahorro de 800 euros en el pago de impuestos.

Para poder realizar la compensación del IVA en el modelo 303, es recomendable llevar un control detallado de las facturas de compra y venta, así como de los gastos deducibles. Además, es importante revisar periódicamente la situación fiscal de tu empresa para asegurarte de cumplir los requisitos y aprovechar al máximo las ventajas fiscales disponibles.

La compensación del IVA en el modelo 303 es una herramienta que te permite reducir el importe a pagar en tus declaraciones trimestrales. Para poder utilizar esta opción, debes cumplir ciertos requisitos, como tener una actividad empresarial o profesional, haber repercutido IVA a tus clientes y haber soportado IVA en tus compras o gastos. También es importante tener en cuenta los plazos de presentación y consultar con un asesor fiscal si tienes dudas. Recuerda llevar un control detallado de tus facturas y gastos para poder aprovechar al máximo las ventajas fiscales.

Pasos para realizar la compensación del IVA en el modelo 303

Si eres autónomo o tienes una empresa, seguramente estás familiarizado con el modelo 303, el cual es utilizado para declarar el IVA trimestralmente. En ocasiones, es posible que hayas pagado más IVA del que has cobrado, lo cual puede generar un desequilibrio en tus cuentas. Sin embargo, existe una solución para este problema: la compensación del IVA en el modelo 303.

La compensación del IVA en el modelo 303 te permite recuperar el IVA pagado en un determinado trimestre utilizando el IVA a tu favor de otro trimestre. Esto es especialmente útil si tienes fluctuaciones en tus ingresos y gastos a lo largo del año.

Para realizar la compensación del IVA en el modelo 303, debes seguir los siguientes pasos:

1. Verificar los requisitos

Antes de proceder con la compensación del IVA en el modelo 303, es importante que verifiques si cumples con los requisitos establecidos por la Agencia Tributaria. Algunos de los requisitos comunes incluyen:

  • Tener la condición de sujeto pasivo del IVA.
  • Estar al corriente de tus obligaciones fiscales.
  • No haber renunciado al régimen simplificado o al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.

Es fundamental asegurarte de cumplir con todos los requisitos antes de proceder.

2. Realizar el cálculo del IVA a compensar

Una vez que hayas verificado que cumples con los requisitos, es momento de realizar el cálculo del IVA a compensar. Para ello, debes tener en cuenta el IVA pagado en el trimestre que deseas compensar y el IVA a tu favor de otro trimestre.

Supongamos que en el primer trimestre del año has pagado un total de 1.000 euros de IVA, pero en el segundo trimestre has tenido un IVA a tu favor de 800 euros. En este caso, podrías compensar esos 800 euros del segundo trimestre con los 1.000 euros del primer trimestre, dejando un saldo a tu favor de 200 euros para futuras compensaciones.

3. Rellenar el modelo 303

Una vez que hayas realizado el cálculo del IVA a compensar, es momento de rellenar el modelo 303. En este formulario, deberás indicar la cantidad a compensar en la casilla correspondiente, teniendo en cuenta la casilla de IVA a tu favor y la casilla de IVA pagado.

Es importante que verifiques que los datos sean correctos y estén debidamente cumplimentados antes de presentar el modelo 303.

Recuerda que la compensación del IVA en el modelo 303 es una herramienta legal y útil para optimizar tus tributos y mantener un equilibrio en tus cuentas. Asegúrate de seguir los pasos adecuados y mantener un registro adecuado de tus operaciones para aprovechar al máximo esta opción.

Documentación necesaria para respaldar la compensación del IVA en el modelo 303

La compensación del IVA en el modelo 303 es una herramienta muy útil para optimizar los tributos y evitar pagar más impuestos de lo necesario. Sin embargo, es importante contar con la documentación adecuada para respaldar esta compensación y evitar problemas con la administración tributaria.

La documentación necesaria para respaldar la compensación del IVA en el modelo 303 puede variar según las circunstancias de cada contribuyente, pero en general, se deben tener en cuenta los siguientes elementos:

1. Facturas de compras

Es fundamental contar con todas las facturas de compras que respalden las operaciones sujetas a IVA. Estas facturas deben cumplir con los requisitos legales y contener la información necesaria para identificar claramente al vendedor, el importe de la operación y el IVA correspondiente.

Por ejemplo, si eres una empresa que vende productos electrónicos, deberás contar con todas las facturas de compras de los proveedores de esos productos. Estas facturas deben estar correctamente emitidas y contener todos los datos necesarios para respaldar la compensación del IVA en el modelo 303.

2. Facturas de ventas

Además de las facturas de compras, también es necesario contar con las facturas de ventas que respalden las operaciones gravadas con IVA. Estas facturas deben cumplir con los requisitos legales y contener la información necesaria para identificar claramente al comprador, el importe de la operación y el IVA correspondiente.

Por ejemplo, si eres una empresa que presta servicios de consultoría, deberás contar con todas las facturas de ventas emitidas a tus clientes. Estas facturas deben estar correctamente emitidas y contener todos los datos necesarios para respaldar la compensación del IVA en el modelo 303.

3. Libro registro de facturas recibidas y emitidas

El libro registro de facturas recibidas y emitidas es un documento contable en el que se registran todas las facturas de compras y ventas de la empresa. Este libro es fundamental para respaldar la compensación del IVA en el modelo 303, ya que permite mantener un control exhaustivo de todas las operaciones gravadas con IVA.

Es importante destacar que el libro registro de facturas recibidas y emitidas debe estar correctamente cumplimentado y actualizado. Además, debe estar a disposición de la administración tributaria en caso de requerimiento.

4. Justificación de las operaciones exentas o no sujetas a IVA

En algunos casos, puede ser necesario justificar las operaciones que están exentas o no sujetas a IVA para respaldar la compensación del IVA en el modelo 303. Esto puede incluir, por ejemplo, contratos de arrendamiento exentos de IVA o documentos que acrediten la exportación de bienes fuera de la Unión Europea.

Es importante tener en cuenta que la documentación necesaria para respaldar la compensación del IVA en el modelo 303 puede variar según las circunstancias de cada contribuyente. Por ello, es recomendable consultar con un asesor fiscal para garantizar el cumplimiento de todas las obligaciones tributarias y evitar posibles sanciones por parte de la administración tributaria.

Contar con la documentación adecuada es fundamental para respaldar la compensación del IVA en el modelo 303. Las facturas de compras y ventas, el libro registro de facturas recibidas y emitidas, y la justificación de las operaciones exentas o no sujetas a IVA son elementos clave para optimizar los tributos y evitar problemas con la administración tributaria.

Errores comunes al realizar la compensación del IVA en el modelo 303 y cómo evitarlos

La compensación del IVA en el modelo 303 es un proceso esencial para optimizar los tributos en una empresa. Sin embargo, es común cometer errores que pueden tener consecuencias negativas tanto en el flujo de caja como en la relación con la Administración Tributaria.

Uno de los errores más comunes es no realizar correctamente la identificación de los periodos a compensar. Es fundamental tener en cuenta que solo se pueden compensar las cuotas de IVA soportado de un periodo con las cuotas de IVA repercutido del mismo periodo o de los cuatro periodos inmediatos anteriores. Es importante revisar detenidamente los registros contables y los libros de IVA para asegurarse de que se están compensando las cuotas correspondientes.

Otro error frecuente es no tener en cuenta los límites establecidos por la normativa para la compensación del IVA. Según la legislación vigente, solo se puede compensar el IVA soportado en un periodo si el importe es igual o superior a 300 euros. Si el importe es inferior, se deberá acumular en el siguiente periodo hasta alcanzar el límite establecido. Es recomendable llevar un control exhaustivo de los importes acumulados para asegurarse de que se cumple con los requisitos legales.

Además, es importante tener en cuenta que existen restricciones para la compensación del IVA en determinadas operaciones. Por ejemplo, no se puede compensar el IVA soportado en la adquisición de vehículos de turismo, salvo en determinados casos específicos. También hay restricciones para la compensación del IVA soportado en gastos de representación, regalos a clientes o donaciones. Es fundamental conocer estas restricciones y asegurarse de que se cumplen todas las condiciones para realizar la compensación correctamente.

Para evitar estos errores y optimizar la compensación del IVA en el modelo 303, es recomendable seguir algunos consejos prácticos. En primer lugar, es fundamental llevar una contabilidad ordenada y actualizada, que permita identificar de forma clara las cuotas de IVA soportado y repercutido. También es recomendable utilizar herramientas de gestión y control del IVA que faciliten el cálculo y la presentación del modelo 303.

Otro consejo útil es llevar un registro detallado de las operaciones que pueden tener restricciones para la compensación del IVA. Esto permitirá evitar errores y asegurarse de que se cumplen todas las condiciones establecidas por la normativa. Además, es recomendable contar con el asesoramiento de un profesional especializado en materia fiscal, que pueda brindar orientación y resolver cualquier duda o consulta.

La compensación del IVA en el modelo 303 es un proceso clave para optimizar los tributos en una empresa. Sin embargo, es necesario tener en cuenta los errores comunes y seguir los consejos prácticos mencionados anteriormente para evitar problemas y asegurar una correcta compensación. Recuerda que una gestión adecuada del IVA puede tener un impacto significativo en el flujo de caja y en la situación fiscal de la empresa.

Ventajas y beneficios de optimizar la compensación del IVA en el modelo 303

La compensación del IVA en el modelo 303 es una estrategia clave para optimizar tus tributos y maximizar los beneficios para tu negocio. A través de este mecanismo, puedes reducir el importe a pagar por el IVA, aprovechando los créditos fiscales que tienes pendientes de compensar.

La principal ventaja de compensar el IVA en el modelo 303 es la reducción de la carga tributaria. Al aplicar los créditos fiscales pendientes, puedes disminuir el importe a pagar, lo que se traduce en un ahorro directo para tu empresa. Esto es especialmente relevante en periodos en los que tus ventas sean inferiores a tus compras, ya que podrás utilizar los créditos acumulados para compensar el IVA a pagar.

Además de la reducción de la carga tributaria, la compensación del IVA también te permite mejorar la gestión de tu flujo de caja. Al disminuir el importe a pagar por el IVA, tendrás más liquidez disponible para invertir en tu negocio, pagar proveedores o realizar otras actividades que impulsen el crecimiento de tu empresa.

Un caso de uso común para la compensación del IVA en el modelo 303 es cuando tienes gastos relacionados con la actividad económica de tu empresa que generan créditos fiscales, como por ejemplo la adquisición de maquinaria o la contratación de servicios profesionales. En estos casos, puedes utilizar los créditos fiscales acumulados para compensar el IVA a pagar en los periodos siguientes.

Es importante destacar que la compensación del IVA en el modelo 303 está sujeta a ciertas condiciones y requisitos establecidos por la legislación fiscal. Es fundamental llevar un registro adecuado de las facturas de compra y venta, así como cumplir con los plazos y procedimientos establecidos por la administración tributaria.

Para optimizar la compensación del IVA en el modelo 303, te recomiendo seguir estos consejos prácticos:

  1. Mantén un registro actualizado de todas las facturas de compra y venta, asegurándote de que estén correctamente contabilizadas y clasificadas.
  2. Realiza una revisión periódica de los créditos fiscales acumulados y evalúa la posibilidad de compensarlos en el modelo 303.
  3. Planifica tus compras y ventas de manera estratégica, teniendo en cuenta los plazos y condiciones establecidos por la administración tributaria.
  4. Utiliza herramientas digitales de gestión contable que te permitan llevar un control preciso de tus créditos fiscales y faciliten la presentación del modelo 303.

Optimizar la compensación del IVA en el modelo 303 puede generar importantes beneficios para tu negocio, como la reducción de la carga tributaria y la mejora de la gestión del flujo de caja. Siguiendo los consejos prácticos mencionados, podrás aprovechar al máximo esta estrategia y maximizar tus beneficios fiscales.

Consideraciones legales y fiscales al realizar la compensación del IVA en el modelo 303

La compensación del IVA en el modelo 303 es una herramienta legal que permite a las empresas optimizar sus tributos y reducir su carga fiscal. A través de esta figura, se pueden compensar saldos a favor del IVA con deudas pendientes de pago, lo que resulta en un beneficio económico para las empresas.

Para poder realizar la compensación del IVA, es importante tener en cuenta algunas consideraciones legales y fiscales. En primer lugar, es necesario que la empresa esté al corriente de sus obligaciones tributarias y no tenga deudas pendientes con la administración. Además, es fundamental contar con la documentación adecuada que respalde la compensación, como facturas y justificantes de pago.

Es importante destacar que la compensación del IVA solo puede realizarse entre los diferentes modelos 303 correspondientes al mismo año fiscal. Por ejemplo, si una empresa tiene un saldo a favor del IVA en el primer trimestre, puede compensarlo con una deuda pendiente del segundo trimestre, pero no con una deuda del año anterior.

La compensación del IVA en el modelo 303 puede ser especialmente beneficiosa para aquellas empresas que tienen fluctuaciones en su actividad económica a lo largo del año. Por ejemplo, una empresa dedicada al sector turístico puede tener un mayor volumen de facturación durante la temporada alta y, por lo tanto, generar un saldo a favor del IVA en esos meses. Al compensarlo con las deudas de los meses de menor actividad, la empresa puede reducir su carga fiscal y mejorar su flujo de caja.

Ejemplo práctico:

Supongamos que una empresa tiene un saldo a favor del IVA de 10.000 euros en el primer trimestre del año. En el segundo trimestre, tiene una deuda pendiente de 8.000 euros. En este caso, la empresa puede compensar el saldo a favor del primer trimestre con la deuda del segundo trimestre, resultando en un pago neto de 2.000 euros a la administración.

Es importante tener en cuenta que la compensación del IVA no está exenta de riesgos. La Administración Tributaria puede realizar comprobaciones y requerir documentación adicional para verificar la legalidad de la compensación. Por lo tanto, es fundamental contar con el asesoramiento de un profesional experto en materia fiscal para asegurar el cumplimiento de todas las obligaciones legales y minimizar los riesgos.

La compensación del IVA en el modelo 303 es una herramienta legal que permite a las empresas optimizar sus tributos y reducir su carga fiscal. Sin embargo, es importante tener en cuenta las consideraciones legales y fiscales mencionadas anteriormente, así como contar con el asesoramiento de un profesional experto. Al hacerlo, las empresas pueden aprovechar los beneficios de esta figura y mejorar su situación financiera.

Recomendaciones para maximizar la compensación del IVA en el modelo 303

El modelo 303 es una declaración trimestral del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en España. Una de las estrategias clave para optimizar tus tributos es aprender a compensar el IVA en este modelo. La compensación de IVA consiste en restar el IVA repercutido a tus clientes (IVA devengado) del IVA soportado que has pagado a tus proveedores (IVA soportado), y pagar o solicitar la devolución de la diferencia.

Para maximizar la compensación del IVA en el modelo 303, es importante seguir algunas recomendaciones prácticas:

1. Mantén un registro preciso de tus facturas

La base para una correcta compensación del IVA es tener un registro detallado de todas tus facturas de ventas y compras. Asegúrate de que tus proveedores emitan facturas que cumplan con los requisitos legales y que incluyan la información correcta, como el importe del IVA desglosado.

Además, es importante guardar todas las facturas tanto en formato físico como digital, ya que la Agencia Tributaria puede requerir su presentación en caso de una inspección. Utilizar un software de gestión contable puede facilitar enormemente esta tarea.

2. Realiza una correcta clasificación de los gastos

Es fundamental clasificar correctamente los gastos en tu contabilidad para poder determinar qué IVA soportado es deducible y cuál no. Por ejemplo, algunos gastos como los relacionados con la adquisición de bienes o servicios exentos de IVA no generarán derecho a deducción.

Además, es importante identificar aquellos gastos que tienen un porcentaje de deducción reducido, como los relacionados con vehículos o bienes de uso mixto. Para estos casos, es recomendable utilizar el porcentaje de deducción correspondiente y anotarlo correctamente en el modelo 303.

3. Aprovecha las reglas especiales de compensación

El sistema español de IVA ofrece algunas reglas especiales de compensación que pueden beneficiar a determinados contribuyentes. Por ejemplo, si eres un agricultor, ganadero o pescador, puedes aplicar el régimen especial del recargo de equivalencia y compensar el IVA devengado y soportado en un solo pago trimestral.

Otro ejemplo es el régimen especial del grupo de entidades, que permite a empresas relacionadas compensar el IVA entre ellas, evitando la necesidad de realizar pagos o solicitudes de devolución al Estado.

4. Realiza una correcta revisión y presentación del modelo 303

Antes de presentar el modelo 303, es crucial revisar detenidamente todos los datos incluidos en él. Un error en la declaración puede llevar a sanciones o a una menor compensación del IVA. Asegúrate de que los importes de IVA devengado y soportado sean correctos, así como los datos de tu empresa y los periodos de liquidación.

Además, es importante presentar el modelo 303 dentro del plazo establecido por la Agencia Tributaria. Recuerda que, en caso de solicitar la devolución del IVA, el plazo para recibirlo suele ser de 30 días hábiles desde la presentación del modelo.

5. Consulta a un profesional en caso de dudas o situaciones especiales

Si tienes dudas sobre cómo compensar el IVA en el modelo 303 o si te encuentras en una situación especial, como operaciones intracomunitarias o exportaciones, es recomendable consultar a un asesor fiscal o abogado especializado en derecho tributario. Ellos podrán brindarte el asesoramiento adecuado y ayudarte a maximizar la compensación del IVA.

Optimizar la compensación del IVA en el modelo 303 requiere llevar un registro preciso de tus facturas, clasificar correctamente los gastos, aprovechar las reglas especiales de compensación, realizar una correcta revisión y presentación del modelo, y consultar a un profesional en caso de dudas. Siguiendo estas recomendaciones, podrás maximizar tus beneficios y minimizar tus costos fiscales.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el modelo 303?

El modelo 303 es una declaración trimestral del IVA que deben presentar los autónomos y empresas.

¿Cómo puedo compensar el IVA en el modelo 303?

Puedes compensar el IVA realizado en tus compras con el IVA repercutido en tus ventas.

¿Qué requisitos debo cumplir para poder compensar el IVA?

Para poder compensar el IVA, debes estar dado de alta en el régimen general del IVA y tener todas tus facturas correctamente registradas.

¿Cómo se calcula la compensación del IVA en el modelo 303?

La compensación del IVA se calcula restando el IVA repercutido (ventas) al IVA soportado (compras).

¿Qué ocurre si no puedo compensar todo el IVA en el modelo 303?

Si no puedes compensar todo el IVA, podrás solicitar la devolución del saldo negativo o arrastrarlo a los siguientes trimestres.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *