happy family holding hands in front of infonavit house

Divorcio y casa de Infonavit: protege tu patrimonio con opciones legales

El divorcio es una situación emocionalmente complicada y legalmente compleja. Además de los aspectos emocionales, una de las principales preocupaciones que surgen en un divorcio es la división de los bienes, especialmente cuando se trata de la casa de Infonavit, que representa un importante patrimonio para las parejas.

Exploraremos los conceptos jurídicos relacionados con el divorcio y la casa de Infonavit. Analizaremos los diferentes escenarios y opciones legales disponibles para proteger tu patrimonio. También veremos las implicaciones legales y los pasos a seguir para realizar la división de la vivienda de manera justa y equitativa.

Al leer este artículo, obtendrás una comprensión clara de los aspectos legales involucrados en el divorcio y la casa de Infonavit. Conocerás tus derechos y opciones legales disponibles para proteger tu patrimonio. Además, aprenderás cómo tomar decisiones informadas y tomar medidas adecuadas para asegurarte de que tus intereses estén protegidos durante el proceso de divorcio.

¿Qué es el divorcio y cómo afecta a la casa de Infonavit?

El divorcio es el proceso legal mediante el cual dos personas casadas ponen fin a su matrimonio. Esta situación puede tener un impacto significativo en diversos aspectos de la vida de los cónyuges, incluyendo su patrimonio. En el caso de una casa adquirida a través del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), es importante entender cómo se ve afectada por el divorcio.

Cuando una pareja se divorcia y tienen una casa de Infonavit, es común que surjan preguntas sobre qué sucede con la propiedad y cómo se puede proteger el patrimonio de cada cónyuge. En este sentido, existen diversas opciones legales que permiten resolver esta situación de manera justa y equitativa.

1. Liquidación de la vivienda:

Una opción es vender la casa y liquidar la hipoteca que se tenga con Infonavit. En este caso, los cónyuges pueden acordar cómo se distribuirán los fondos resultantes de la venta, teniendo en cuenta los derechos y responsabilidades de cada uno. Es importante tener en cuenta que si el saldo de la hipoteca es superior al valor de la casa, se deberá buscar una solución para cubrir esa diferencia.

Por ejemplo, si la casa tiene un valor de $500,000 pero el saldo de la hipoteca es de $600,000, los cónyuges pueden acordar que uno de ellos asuma la deuda restante o buscar una alternativa como solicitar un préstamo personal para cubrir el saldo pendiente.

2. División de la vivienda:

Otra opción es que uno de los cónyuges se quede con la casa y compre la parte correspondiente al otro cónyuge. Para determinar el valor de esa parte, se puede contratar a un valuador profesional o utilizar una fórmula establecida por el Infonavit. Es importante considerar que esta opción implica que uno de los cónyuges se convierta en el único propietario de la vivienda y asuma la totalidad de las obligaciones financieras asociadas.

Por ejemplo, si la casa tiene un valor de $500,000 y se acuerda que uno de los cónyuges se quedará con el 50% de la propiedad, el otro cónyuge deberá recibir $250,000 como compensación. Es fundamental contar con un acuerdo claro y por escrito para evitar conflictos futuros.

3. Uso de la vivienda:

En algunos casos, los cónyuges pueden acordar que uno de ellos se quede en la vivienda, al menos por un periodo de tiempo determinado. Esta opción puede ser útil cuando hay hijos menores de edad involucrados y se busca brindar estabilidad y continuidad en su entorno familiar. Es importante establecer claramente las condiciones de uso de la vivienda, incluyendo el pago de la hipoteca y los gastos asociados.

Por ejemplo, si uno de los cónyuges se queda en la vivienda durante tres años, se puede acordar que durante ese tiempo será responsable de pagar la hipoteca y los servicios públicos, mientras que el otro cónyuge recibirá una compensación económica mensual o una parte proporcional de los gastos.

4. Renegociación de la deuda:

En algunos casos, es posible renegociar la deuda hipotecaria con Infonavit para ajustar los pagos mensuales y facilitar la situación financiera de los cónyuges. Esto puede implicar la extensión del plazo de la hipoteca, la reducción de la tasa de interés o la modificación de otros términos del préstamo. Es importante evaluar esta opción en conjunto con un asesor financiero o legal para entender las implicaciones a largo plazo.

En caso de divorcio y tenencia de una casa de Infonavit, es fundamental buscar opciones legales que permitan proteger el patrimonio de cada cónyuge de manera justa y equitativa. La liquidación, división, uso de la vivienda y renegociación de la deuda son algunas de las opciones disponibles. Es recomendable buscar asesoría legal y financiera especializada para tomar decisiones informadas y evitar conflictos futuros.

Protección legal para tu casa de Infonavit durante el divorcio

Cuando una pareja decide divorciarse, uno de los temas más sensibles y complicados de resolver es la división de los bienes adquiridos durante el matrimonio. En muchos casos, una de las propiedades más importantes es la casa de Infonavit, la cual representa un valioso patrimonio que debe ser protegido.

En este artículo, te mostraremos las opciones legales disponibles para proteger tu casa de Infonavit durante el proceso de divorcio. Es importante destacar que cada caso es único y puede haber diferentes circunstancias que afecten la forma en que se aborda esta situación. Por lo tanto, es recomendable consultar a un abogado especializado en derecho familiar para recibir asesoramiento personalizado.

Mantén la propiedad como bien mancomunado

Una opción para proteger tu casa de Infonavit es mantenerla como bien mancomunado durante el matrimonio. Esto significa que ambos cónyuges son propietarios y tienen derechos sobre la propiedad. En caso de divorcio, la casa se dividirá equitativamente entre ambos.

Es importante destacar que esta opción puede no ser la más adecuada en todos los casos. Por ejemplo, si uno de los cónyuges no ha contribuido económicamente a la adquisición de la casa, puede ser injusto que tenga los mismos derechos de propiedad sobre ella. Además, si existe una situación de conflicto o desconfianza entre los cónyuges, mantener la propiedad como bien mancomunado puede generar disputas y dificultar el proceso de divorcio.

Acuerdo de separación de bienes

Otra opción es establecer un acuerdo de separación de bienes, en el cual se establece que la casa de Infonavit pertenece únicamente a uno de los cónyuges. Esto implica que, en caso de divorcio, la propiedad no se dividirá y seguirá siendo propiedad exclusiva del cónyuge designado.

Para que este tipo de acuerdo sea válido, es necesario que se realice de forma legal y por escrito. Es recomendable contar con la asesoría de un abogado para asegurarse de que se cumplan todos los requisitos legales y evitar futuros problemas.

Compra de la parte del cónyuge

En algunos casos, puede ser más conveniente que uno de los cónyuges compre la parte del otro en la casa de Infonavit. Esto implica que uno de ellos se quede con la propiedad y pague al otro cónyuge una compensación económica por su parte.

Esta opción puede ser beneficiosa si uno de los cónyuges desea mantener la casa como su residencia principal o si la propiedad ha aumentado su valor desde la adquisición. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la compra de la parte del cónyuge puede implicar un desembolso económico significativo, por lo que es recomendable evaluar cuidadosamente la viabilidad financiera antes de tomar esta decisión.

Existen diferentes opciones legales para proteger tu casa de Infonavit durante el proceso de divorcio. Mantener la propiedad como bien mancomunado, establecer un acuerdo de separación de bienes o comprar la parte del cónyuge son algunas de las alternativas disponibles.

Es importante tener en cuenta que cada caso es único y puede requerir un enfoque personalizado. Consultar a un abogado especializado en derecho familiar te ayudará a tomar la mejor decisión en función de tus circunstancias particulares.

Opciones para conservar la casa de Infonavit después del divorcio

El divorcio puede ser un proceso difícil y complicado, especialmente cuando se trata de la división de bienes y propiedades. Una de las preocupaciones más comunes en un divorcio es el destino de la casa de Infonavit, especialmente si ha sido adquirida durante el matrimonio. Afortunadamente, existen opciones legales que pueden ayudarte a proteger tu patrimonio y conservar la casa de Infonavit después del divorcio.

Opción 1: Acuerdo de divorcio amistoso

La manera más sencilla y menos costosa de conservar la casa de Infonavit es llegar a un acuerdo amistoso con tu ex cónyuge. En este tipo de acuerdo, ambas partes deciden cómo se dividirán los bienes y pueden establecer cláusulas para la conservación de la casa. Por ejemplo, podrían acordar que uno de los cónyuges se quede con la casa a cambio de compensar al otro cónyuge con una cantidad acordada. Es importante que este acuerdo sea redactado y firmado por ambas partes y que cumpla con los requisitos legales para tener validez.

Opción 2: Comprar la parte de tu ex cónyuge

Si no puedes llegar a un acuerdo amistoso y deseas conservar la casa de Infonavit, puedes considerar la opción de comprar la parte de tu ex cónyuge. Esto implica pagarle una cantidad acordada por su parte de la propiedad. Es recomendable obtener una valuación profesional de la casa para determinar el valor justo y evitar conflictos futuros. Una vez que se haya acordado el precio, se debe redactar un contrato de compra-venta y realizar los trámites correspondientes ante el Infonavit para transferir la propiedad a tu nombre.

Opción 3: Solicitar la subrogación de crédito

En caso de que no puedas comprar la parte de tu ex cónyuge, otra opción es solicitar la subrogación de crédito ante el Infonavit. Esto implica que el Infonavit te permita asumir la deuda hipotecaria en su totalidad y convertirte en el único titular del crédito y propietario de la casa. Para solicitar la subrogación de crédito, es necesario cumplir con ciertos requisitos y presentar los documentos correspondientes. Es importante tener en cuenta que esta opción implica asumir la responsabilidad total de la deuda hipotecaria y cumplir con los pagos mensuales.

Opción 4: Vender la casa y dividir el dinero

Si ninguna de las opciones anteriores es viable para ti, la última alternativa es vender la casa y dividir el dinero obtenido entre ambos cónyuges. Esta opción puede ser la mejor si ninguno de los dos desea conservar la casa y prefieren liquidar la deuda hipotecaria. En este caso, se debe buscar un agente inmobiliario para ayudar con la venta de la propiedad y asegurarse de obtener el mejor precio posible. Una vez vendida la casa, se debe proceder a la división equitativa de los fondos obtenidos.

En cualquier caso, es recomendable buscar asesoría legal de un abogado especializado en derecho familiar para asegurarte de tomar la mejor decisión en relación a la conservación de la casa de Infonavit. Un abogado podrá guiarte a través del proceso legal, explicarte tus derechos y obligaciones, y ayudarte a evitar posibles conflictos o problemas futuros.

Recuerda que cada caso es único y las opciones mencionadas pueden variar dependiendo de tu situación particular. Es importante evaluar cuidadosamente cada opción y considerar tanto los aspectos financieros como emocionales antes de tomar una decisión. Conservar la casa de Infonavit después del divorcio puede ser un desafío, pero con la ayuda adecuada y el conocimiento legal, puedes proteger tu patrimonio y asegurarte de tomar la mejor decisión para ti y tu familia.

¿Qué es la copropiedad y cómo funciona en el caso de la casa de Infonavit?

La copropiedad es una figura legal que se utiliza cuando dos o más personas adquieren un bien en conjunto. En el caso de una casa de Infonavit, la copropiedad se refiere a que ambos cónyuges están registrados como propietarios del inmueble. Esta situación puede presentarse cuando la casa se adquiere durante el matrimonio o cuando uno de los cónyuges adquiere la propiedad antes del matrimonio y posteriormente se casan bajo el régimen de sociedad conyugal.

Es importante destacar que en la copropiedad ambos cónyuges tienen los mismos derechos y obligaciones sobre la propiedad. Esto significa que ambos tienen derecho a vivir en la casa, a utilizarla y a tomar decisiones sobre ella. Sin embargo, también implica que ambos son responsables de los pagos de la hipoteca y de cualquier otro gasto relacionado con la vivienda.

En caso de divorcio, la copropiedad puede generar conflictos y problemas legales si no se han establecido previamente acuerdos claros sobre la división de la propiedad. Es por eso que es importante contar con opciones legales para proteger tu patrimonio en caso de separación.

Beneficios de establecer un acuerdo de copropiedad en caso de divorcio

Establecer un acuerdo de copropiedad en caso de divorcio puede brindar varios beneficios:

  • Protección del patrimonio: Al contar con un acuerdo de copropiedad, se establecen claramente los derechos y obligaciones de cada cónyuge en caso de divorcio. Esto ayuda a proteger el patrimonio y evitar conflictos posteriores.
  • División equitativa de la propiedad: El acuerdo de copropiedad permite establecer cómo se dividirá la propiedad en caso de separación. Esto puede incluir la venta del inmueble y la distribución equitativa de los recursos obtenidos.
  • Evitar disputas legales: Al tener un acuerdo de copropiedad, se reducen las posibilidades de disputas legales y se facilita el proceso de divorcio. Esto ahorra tiempo, dinero y estrés para ambas partes involucradas.

¿Cómo establecer un acuerdo de copropiedad en caso de divorcio?

Para establecer un acuerdo de copropiedad en caso de divorcio, es recomendable contar con la asesoría de un abogado especializado en derecho familiar. El abogado podrá ayudarte a redactar el acuerdo de manera clara y precisa, teniendo en cuenta tus necesidades y las leyes aplicables en tu jurisdicción.

El acuerdo de copropiedad debe incluir los siguientes elementos:

  1. Identificación de las partes: Debe incluir los nombres completos de los cónyuges y la dirección de la propiedad.
  2. Descripción de la propiedad: Debe detallar las características de la propiedad, como el número de habitaciones, el tamaño del terreno, etc.
  3. Porcentaje de propiedad: Debe establecer el porcentaje de propiedad de cada cónyuge sobre la vivienda.
  4. Uso de la propiedad: Debe especificar cómo se utilizará la propiedad durante el matrimonio y en caso de separación.
  5. División de la propiedad: Debe establecer cómo se dividirá la propiedad en caso de divorcio, ya sea mediante la venta del inmueble o mediante otra forma de distribución equitativa de los recursos.
  6. Otros acuerdos: Puede incluir cláusulas adicionales, como la responsabilidad de cada cónyuge en los pagos de la hipoteca o la obligación de mantener la propiedad en buen estado.

Es importante que ambos cónyuges estén de acuerdo con los términos del acuerdo de copropiedad y que lo firmen ante un notario público. Esto dará validez legal al acuerdo y garantizará su cumplimiento en caso de divorcio.

La copropiedad en el caso de una casa de Infonavit implica que ambos cónyuges son propietarios del inmueble y tienen los mismos derechos y obligaciones sobre la propiedad. Para proteger tu patrimonio en caso de divorcio, es recomendable establecer un acuerdo de copropiedad que establezca claramente los derechos y obligaciones de cada cónyuge y la forma en que se dividirá la propiedad en caso de separación.

¿Cómo se realiza la división de bienes en caso de divorcio con una casa de Infonavit?

En caso de un divorcio en el que una de las propiedades a repartir sea una casa adquirida a través del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), es importante conocer las opciones legales disponibles para proteger el patrimonio y evitar conflictos futuros.

La división de bienes en un divorcio puede ser un proceso complicado y delicado, especialmente cuando se trata de una vivienda adquirida a través del Infonavit. En este caso, es fundamental tener en cuenta que el Infonavit tiene un régimen especial de protección para los créditos hipotecarios y es necesario cumplir con ciertos requisitos legales para llevar a cabo la división de la propiedad.

Una de las opciones legales disponibles es la venta de la vivienda. En este caso, ambas partes pueden acordar vender la casa y repartir el dinero obtenido de manera equitativa. Esta opción puede ser beneficiosa cuando ninguna de las partes desea quedarse con la propiedad o cuando ambas están de acuerdo en su venta.

Otra opción es la cesión de derechos. En este caso, una de las partes puede ceder sus derechos sobre la vivienda a la otra parte a cambio de una compensación económica o de otros bienes. Es importante tener en cuenta que esta opción debe ser acordada por ambas partes y debe contar con la aprobación del Infonavit.

En algunos casos, una de las partes puede estar interesada en quedarse con la vivienda. En este caso, es necesario realizar los trámites legales correspondientes para transferir la propiedad a una sola de las partes. Esta opción puede implicar la refinanciación de la hipoteca y la asunción de la deuda por parte de una sola persona.

Es importante mencionar que, independientemente de la opción elegida, es necesario contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho familiar y de vivienda para garantizar que los trámites se realicen de manera correcta y se proteja el patrimonio de ambas partes.

Además, es recomendable considerar la posibilidad de establecer un convenio de liquidación de bienes que regule de manera clara y precisa la división de los bienes adquiridos durante el matrimonio, incluyendo la vivienda del Infonavit. Este convenio puede ser presentado ante un juez y tiene la misma validez que una sentencia judicial.

En caso de un divorcio en el que una de las propiedades a repartir sea una casa de Infonavit, es fundamental conocer las opciones legales disponibles y contar con el asesoramiento de un abogado especializado. La venta de la vivienda, la cesión de derechos o la transferencia de la propiedad a una sola de las partes son algunas de las opciones a considerar. Además, es recomendable establecer un convenio de liquidación de bienes para evitar conflictos futuros.

¿Qué es la liquidación de la hipoteca y cómo se aplica en el divorcio con una casa de Infonavit?

La liquidación de la hipoteca es un proceso legal que se lleva a cabo al finalizar el pago de un préstamo hipotecario. En el caso de un divorcio en el que la pareja comparte una casa adquirida a través de Infonavit, es necesario considerar cómo se aplicará este proceso para proteger el patrimonio de ambas partes.

En primer lugar, es importante entender que la liquidación de la hipoteca implica cancelar el adeudo pendiente y obtener la liberación de la garantía sobre la propiedad. Esto se logra a través de un trámite ante el Infonavit, en el cual se realiza un cálculo del saldo por pagar y se establecen los términos para liquidar la deuda.

En el caso de un divorcio, es necesario que ambas partes acuerden quién se hará cargo de la propiedad y cómo se repartirán los pagos pendientes de la hipoteca. Es posible que una de las partes decida quedarse con la casa y asumir la responsabilidad total del préstamo, o bien, que se decida vender la propiedad y liquidar la deuda con los recursos obtenidos.

Es importante tener en cuenta que, en caso de que una de las partes decida quedarse con la casa, es necesario realizar una modificación del crédito ante el Infonavit. Esto implica realizar un trámite en el que se solicita el cambio de titularidad de la propiedad y se establecen los nuevos términos de pago.

Para llevar a cabo la liquidación de la hipoteca en el divorcio con una casa de Infonavit, es recomendable seguir los siguientes pasos:

  1. Evaluar las opciones: Es importante que ambas partes consideren cuidadosamente sus opciones y tomen en cuenta factores como la capacidad de pago, el valor de la propiedad y las necesidades individuales.
  2. Consultar a un abogado: Un abogado especializado en divorcio y bienes raíces puede brindar asesoría legal y ayudar a la pareja a tomar decisiones informadas.
  3. Negociar los términos: Es fundamental que las partes lleguen a un acuerdo sobre quién se hará cargo de la propiedad y cómo se repartirán los pagos pendientes de la hipoteca.
  4. Realizar los trámites legales: Una vez que se haya llegado a un acuerdo, es necesario llevar a cabo los trámites legales correspondientes, como la modificación del crédito ante el Infonavit.
  5. Realizar la liquidación: Una vez que se hayan cumplido todos los requisitos legales, se podrá proceder con la liquidación de la hipoteca y obtener la liberación de la garantía sobre la propiedad.

Es importante destacar que cada caso de divorcio es único y puede presentar circunstancias particulares que requieran un enfoque especializado. Por esta razón, es recomendable buscar asesoría legal para asegurarse de tomar las mejores decisiones y proteger el patrimonio en el proceso de divorcio.

La liquidación de la hipoteca en el divorcio con una casa de Infonavit es un proceso legal que implica cancelar el adeudo pendiente y obtener la liberación de la garantía sobre la propiedad. Para llevar a cabo este proceso, es necesario evaluar las opciones, consultar a un abogado, negociar los términos, realizar los trámites legales y finalmente, realizar la liquidación. Es importante buscar asesoría legal para tomar decisiones informadas y proteger el patrimonio en el proceso de divorcio.

¿Cuáles son las alternativas si no se puede conservar la casa de Infonavit después del divorcio?

El divorcio puede ser un proceso desgarrador en muchos aspectos, y uno de los temas más complicados a tratar es la división de los bienes adquiridos durante el matrimonio. En el caso de una casa de Infonavit, proteger este patrimonio puede ser aún más complicado debido a las restricciones y condiciones especiales que impone el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Si no es posible conservar la casa de Infonavit después del divorcio, existen varias alternativas que pueden ser consideradas para proteger tu patrimonio:

1. Venta de la casa:

Una opción común es vender la casa y dividir el dinero obtenido entre los cónyuges. Esto puede ser beneficioso si ambos están de acuerdo en vender y necesitan liquidez para comenzar una nueva vida por separado. Además, al vender la casa de Infonavit, se evitan las restricciones y condiciones que impone el Instituto, lo que brinda mayor flexibilidad para tomar decisiones sobre el patrimonio.

Ejemplo:

María y Juan se divorcian y deciden vender la casa de Infonavit que adquirieron durante su matrimonio. El dinero obtenido por la venta se divide equitativamente entre ambos, lo que les permite a ambos comenzar de nuevo con una base financiera sólida.

2. Compra de la parte del cónyuge:

Otra opción es que uno de los cónyuges compre la parte del otro en la casa de Infonavit. Esto implica realizar una valuación de la propiedad y acordar un precio justo para la parte que será transferida. El cónyuge que compra puede utilizar recursos propios o solicitar un crédito hipotecario para pagar la parte del otro.

Ejemplo:

Carlos y Laura deciden divorciarse, pero Laura desea conservar la casa de Infonavit. Acuerdan realizar una valuación de la propiedad y acuerdan un precio justo para la parte que será transferida. Laura obtiene un crédito hipotecario para pagar la parte de Carlos y se convierte en la única propietaria de la casa.

3. Renta de la casa:

Si ninguna de las partes desea vender o comprar la casa de Infonavit, una opción viable es alquilarla. Esto puede generar ingresos adicionales que pueden ser utilizados para cubrir los gastos asociados con la vivienda, como el pago de la hipoteca y los servicios básicos.

Ejemplo:

Pedro y Ana se divorcian y deciden no vender la casa de Infonavit, ya que consideran que su valor puede incrementarse en el futuro. Optan por alquilarla y utilizar los ingresos generados para cubrir los gastos asociados con la vivienda. Ambos acuerdan compartir los ingresos de manera equitativa.

4. Acuerdo de uso y disfrute:

En algunos casos, las partes pueden acordar que uno de los cónyuges continúe utilizando y disfrutando de la casa de Infonavit, incluso después del divorcio. Esto puede ser beneficioso si hay hijos menores de edad involucrados y se desea mantener la estabilidad y el bienestar familiar.

Ejemplo:

María y Juan se divorcian, pero deciden que María, quien tiene la custodia de sus dos hijos menores de edad, continúe viviendo en la casa de Infonavit. Acuerdan que María será responsable de los gastos asociados con la vivienda, como la hipoteca y los servicios básicos, mientras que Juan contribuirá con una pensión alimenticia para apoyar económicamente a los hijos.

Es importante destacar que cada caso es único y las alternativas mencionadas pueden no aplicarse en todas las situaciones. Se recomienda buscar asesoramiento legal para determinar la mejor opción para proteger tu patrimonio en caso de no poder conservar la casa de Infonavit después del divorcio.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué sucede con la casa de Infonavit en caso de divorcio?

En caso de divorcio, la casa de Infonavit puede ser considerada como un bien común y se debe determinar su repartición de acuerdo a las leyes de divorcio en tu país.

2. ¿Puedo quedarme con la casa de Infonavit después del divorcio?

Sí, es posible quedarse con la casa de Infonavit después del divorcio, pero esto dependerá de los acuerdos que se lleguen con tu ex pareja y de las decisiones del juez.

3. ¿Qué opciones tengo para proteger mi patrimonio en caso de divorcio?

Para proteger tu patrimonio en caso de divorcio, puedes considerar la opción de firmar un acuerdo prenupcial o postnupcial que establezca la distribución de los bienes en caso de separación.

4. ¿Puedo vender la casa de Infonavit en caso de divorcio?

Sí, es posible vender la casa de Infonavit en caso de divorcio, pero será necesario llegar a un acuerdo con tu ex pareja sobre la venta y la distribución de los recursos obtenidos.

5. ¿Qué sucede si mi ex pareja se queda con la casa de Infonavit y deja de pagar el crédito?

Si tu ex pareja se queda con la casa de Infonavit y deja de pagar el crédito, esto podría afectar tu historial crediticio y ser responsable de la deuda si eres aval. Es importante tomar medidas legales para protegerte en este caso.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *